La información sobre una red de fibra óptica siempre existirá.

Lo que varía es su nivel de detalle y el medio de almacenamiento.

El nivel de detalle puede ir desde saber aproximadamente por dónde pasa un cable de red troncal hasta tener la ruta completa, un puerto PON, pasando por cables, postes, cajas, fusiones, divisores, abonados. Todo ello georreferenciado y organizado de forma encadenada (quién se conecta a quién, dónde, cómo).

El nivel de detalle suele estar relacionado con el tamaño de la empresa. Ver empresas de pequeño tamaño iniciar su red desde cero muy bien documentado y ver que las grandes empresas hacen un gran esfuerzo por perseguir el tiempo perdido para aumentar el nivel de detalle de su información nos ha enseñado que esto tiene mucho más que ver con la madurez que con el tamaño.

En cuanto a los medios de almacenamiento, el cielo es el límite de la creatividad, pero al final todo se reduce a cuatro grandes grupos:

Mental

Hemos visto el clásico caso en el que una persona "conoce" "de frente" toda la red.
Esta sería la mejor manera, si esta persona estuviera siempre disponible, tuviera una capacidad mental ilimitada, nunca cometiera errores y nunca tuviera ambiciones de hacer cosas nuevas y más grandes.
Si siempre estuviera de buen humor sería un plus interesante.

Digital

El pico... en 1990. Tener la información en formato digital ayuda mucho. Se ha vuelto tan fácil y práctico disponer de la información en formato digital que esto ha terminado por crear un mini-caos.
Varios sistemas, cada uno con una información y varias copias de la información, cada una con una versión diferente. La información está disponible, es de fácil acceso, pero ya no es tan fiable precisamente por la facilidad de creación y difusión.

Papel

Un buen papel. Lo acepta todo, ¿a quién no le gusta?
Es sencillo crear y controlar quién puede tener acceso. Desgraciadamente no es posible difundir la información cuando se necesita, es complicado guardar copias de seguridad y cuando le preguntas algo al papel se calla.

en línea

Los sistemas de información en línea son el lugar donde se encuentra todo lo que es importante para nuestro negocio (o donde tarde o temprano va).
Siempre accesible, con copias de seguridad instantáneas y distribuidas geográficamente, fácil de usar, con controles de acceso, con facilidad para compartir (¡no copiar!) la información.
Pero lo más importante de todo: capaz de responder. Y no sólo responder a las preguntas que la gente hace, sino a las que otros sistemas hacen. Y esto es importante no sólo por la integración entre sistemas, sino por la revolución que estamos viviendo, donde el Big Data y la inteligencia artificial nos ayudarán en nuestras decisiones empresariales diarias. Es bueno estar preparado porque si esto aún no forma parte de tu día a día, lo hará pronto.
El nivel de detalle puede ser incluso discutible, pero el medio de almacenamiento ya no lo es. Es sólo cuestión de tiempo que se adopte un medio de almacenamiento adecuado. Cuanto más grande sea, más importante será esto y, al mismo tiempo, más engorroso será organizar el legado. Pero es un hecho. Habrá que hacerlo.
Entonces, ¿por qué retrasarlo?