Planificación fiscal y legal para proveedores de internet

La planificación fiscal y legal de los proveedores debe pasar por manos con experiencia en el mercado. El éxito de la planificación fiscal, además de requerir experiencia, requiere enfoque y conocimiento de todos los pasos a seguir en el futuro, manteniendo el camino del éxito empresarial seguro, rentable y competitivo. Ya sean medianas empresas o empresas que cotizan en bolsa, multinacionales, líderes en diferentes sectores, hay cuatro frentes que han demostrado ser valiosos:

Estrategia

Finanzas corporativas

MALO

Planificación Tributaria

Establecer un camino a seguir con todos los problemas en el horizonte está más allá del “camino” que suelen utilizar las nuevas empresas, que al principio generan ahorros instantáneos pero rápidamente desvelan a cualquier emprendedor. LOS Capital próspero establece, además de los cuatro frentes esenciales, tres etapas de trabajo que aplican por igual a los medianos empresarios a los más grandes y mejores grupos empresariales y, dentro de estas etapas, se crean las características propias de cada empresa:

1 - Identificación de la necesidad real.

2- Implementación de soluciones únicas y adecuadas para cada caso.

3- Establecimiento de un plan de acción con alternativas específicas al conocimiento y experiencia de la empresa.

Planificación fiscal y legal para proveedores

En el sector de Telecomunicaciones e Internet, los desafíos tributarios son enormes por la complejidad y alta carga, por lo que es necesario analizar la realidad de la empresa, si encaja o no en las Supersimples. En el caso negativo, aumenta el peso de ICMS, ISS, INSS, Fust, Funtel e impuestos federales. Y otro gran problema es la incomprensión de las autoridades fiscales. Incluso las empresas de tamaño idéntico necesitan soluciones específicas, ya que estructuras comerciales similares generan impuestos y resultados muy diferentes. Las variaciones de impuestos entre sectores son visibles y pequeños cambios pueden salvar un negocio. 

Con los mejores métodos, el Capital próspero pretende implantar una estructura empresarial única para cada empresa, sin olvidar el plan general en el que se ubica. Esta es la única manera de lograr los mejores resultados posibles. Haciendo uso de su experiencia, el Capital próspero apunta a la transparencia y seguridad de sus clientes, quienes legalmente pueden tener una tasa impositiva global promedio entre 14% y 17%. La adecuada estructura societaria y operativa hará que el negocio sea más seguro, rentable y competitivo, generando su propia caja para inversiones que incrementarán su valor. Y la empresa sigue dispuesta a crecer, ya sea recibiendo aportes de fondos o incorporando a otros actores del sector.



Lea también sobre el embudo de ventas para proveedores.